LA IMAGEN CENTRAL DEL RETABLO DE NUESTRA IGLESIA, FUE DONADA POR D. FRANCISCO DE MOURE

Teniendo en cuenta el testamento de D. Francisco de Moure, otrogado en fecha que se ignora, pero se sabe que con anterioridad al 12 de junio de 1636, unos once años después de haber comenzado con la construcción del retablo de Nª Sª de la Antigua, y en nuevo documento que parece recoger una nueva voluntad, otorgada con anterioridad oralmente, D. Francisco de Moure donó, al Colegio de la Compañía, la imagen de Nª Sª de la Antigua que a la sazón ya estaba terminada y probablemente instalada en su lugar. Prácticamente dicha donación suponía la renuncia a cobrar el trabajo realizado en la misma y de cara a sus herederos su voluntad de que no se incluyera en la tasación de bienes y obra que quedaba por cobrar.

Incluimos aquí un fragmento del otorgamiento firmado en la fecha ya indicada de 1636:

«… ahora para evitar diferencias, que se puedan tener entre sus herederos, aunque deja a sus testamentarios encargada no den lugar a dichas diferencias, en la mejor forma y manera que haya lugar de derecho, dona de nuevo ratificando la donación verbal a que se refiere, la dicha ymagen por ante mi scrivano y testigos, para que como lleva dicho se evite la diferencia que se pueda tener entre los dichos sus herederos cerca

de dicha ymagen, o su precio si ha de entrar o no en el quinto de sus bienes, de que en dicho testamento tiene dispuesto; …»