VERMUNDO RESTA

Nació en torno a 1555 en la ciudad italiana de Milán, en la provincia de Umbría. Sus padres fueron Alejandro Resta e Isabel Milach. Se trasladó a Sevilla en 1585 con el cardenal Rodrigo de Castro.

Las primeras obras documentadas, aunque desgraciadamente desaparecidas, fueron los hospitales sevillanos del Espíritu Santo y del Amor de Dios para los que dio trazas entre 1587 y 1588, concluyéndose ambos en 1602. Fueron encargados expresamente por el cardenal Rodrigo de Castro que estuvo al frente del arzobispado hispalense desde 1582 a 1600.

Fue nombrado maestro mayor del Arzobispado de Sevilla en 1588. Entre 1601 y 1603 realizó algunas obras menores y algunos encargos para el Alcázar​ y en 1603 fue nombrado maestro mayor del mismo.1​ El papel de este milanés pudo haber sido el de proyectar solamente la fachada de la iglesia, puesto que su composición, órdenes y motivos decorativos de progenie italiana se desmarcan claramente del resto de la fábrica que sigue la concepción manierista clasicista. Su diseño no se corresponde a la línea que siguieron Ruiz, Tolosa o Monasterio. Por otra parte las acroteras y pirámides de remate son seguramente diseños añadidos a posteriori por los maestros que trabajaron en la fábrica..   A su autoría como trazador de la fachada de la iglesia le ayuda el hecho de que él no llegó a Monforte hasta el verano de 1593, exento por lo tanto de controlar el acopio de materiales y la realización de los cimientos, y a partir de entonces permaneció 15 meses, tiempo suficiente para por lo menos dejar planteados todos los detalles de la fachada, que no se sabe cuando se terminó, pero sí se sabe que fue antes de 1598, puesto que por entonces la fachada del Colegio estaba rematada como se expone en la tasación de Juan de Tolosa.