DOS GRANDES ARQUITECTOS RENACENTISTAS EN MONFORTE

En 1594 el Cardenal Rodrigo de Castro decidió ampliar las trazas originales del colegio con dos ampliaciones a ambos lados de la fachada junto a las torres de las esquinas. Para ello se harán presentes en Monforte dos grandes arquitectos renacentistas de uno español, el jesuita Andrés Ruiz y otro italiano Veremondo Resta, coincidiendo en la ciudad de Lemos con el Cardenal.

Colegio del Cardenal con las ampliaciones exigidas por el Cardenal en 1593

Este año, el Cardenal decide emprender un viaje a Galicia para cumplir con el Jubileo y, al mismo tiempo, solucionar distintos asuntos concernientes a la fundación y a los trabajos que se van realizando en su magna obra. El 22 de mayo parte de la ciudad hispalense con dirección a Madrid, entre sus acompañantes viene el arquitecto Vermundo Resta. Una vez en esta ciudad tiene lugar la firma de la escritura de la fundación, fechada el 11 de junio. Puede resultar extraño, pero la puesta en práctica de las obras precede a la confirmación de la fundación. A principios de julio del 1594 reanuda su viaje a Galicia. Con anterioridad, el arquitecto milanés ha tenido que partir hacia Monforte porque el 11 de junio asiste a la obra por orden del Cardenal.

Así se vería el Colegio del Cardenal sin las ampliaciones exigidas por el Cardenal en 1593

Este mismo año vuelve haber constancia de la presencia del jesuita Andrés Ruiz en Monforte desempeñando nuevamente el cargo de maestro mayor y «visten de la obra. Este maestro en compañía de Vermundo Resta y, posiblemente, a instancias de D. Rodrigo, todavía en Madrid, añaden a la traza original dos «partes de quartos», que hande ir arrimados a las torres de la fachada principal, por orden del Cardenal. El contrato de esta obra se realiza el11 de junio con los maestros de cantería Pedro de Marlote y Juan de la Sierra.

EL MONASTERIO DE SAN VICENTE DEL PINO FACILITÓ LA FUNDACIÓN DEL COLEGIO DEL CARDENAL.

Monasterio de San Vicente del Pino

A la luz del trabajo titulado: “La villa de Monforte a la luz del Catastro de Ensenada (Parte I) “Un ejemplo de capital de un Estado señorial”” de Rosa Mª Guntiñas Rodríguez, y concretamente, en lo referente al Colegio del Cardenal se da noticia de los primeros documentos que datan de enero de 1592 y hacen referencia a cinco ventas de terrenos (viñas, huertas, “leiras” o fincas)  de particulares (un platero, un sastre del “Arrabal” y un vecino de “Remberde”) y de unas casas de Francisco Díaz y Francisco Rodríguez, que les habían aforado el monasterio de S. Vicente del Pino pero que “el conde de Lemos (…) en nombre de dicho señor Cardenal nos ha pedido le vendamos y el monasterio ha accedido para edificar un Colegio de la Compañía de Jesús (…) en la puente de S. Lázaro (…) en donde se va a leer gramática”.

Monasterio de San Vicente del Pino

Documentos que ponen de relieve, una vez más, que el monasterio de S. Vicente del Pino habría facilitado, como hará en el caso del Convento de las Clarisas, la construcción del Colegio. Compras que se complementan en febrero de 1593 con una donación de un terreno por parte del Concejo para que el Colegio “tuviese en la fachada y delante plaza” 190 fundándose en julio del mismo año el Colegio “cuya advocación ha de ser (…) Nuestra Señora de la Antigua” 191 lo que parece contradecir lo recogido en la Relación condal de 1741.

Monasterio de San Vicente del Pino

La promoción del curso 1966-1967 se reunió en Agosto, en Monforte, para recordar viejos tiempos…

Antiguos alumnos de los Escolapios, en el cincuenta aniversario de su promoción

Con motivo del cincuenta aniversario de la promoción del curso 1966-1967, un grupo de ex alumnos de los Escolapios de esa generación volvieron a reunirse ayer. En total, asistieron al encuentro cerca de cuarenta antiguos estudiantes del colegio.

El programa comenzó a las once de la mañana con una visita guiada al colegio del Cardenal. A las doce los asistentes se desplazaron hasta la bodega Abadía da Cova, en O Saviñao. Tras degustar un vino regresaron a Monforte, donde tenían programada la comida a las tres de la tarde en el Hotel Cardenal.

La idea surgió de Benxamín Macía y Jesús Ovidio Pérez Reñones, los impulsores de este encuentro. «Hai dez anos ocorréusenos a idea de vernos. Levábamos corenta anos sen saber nada os uns dos outros, así que decidinme a intentar localizalos a todos aínda que foi difícil. En 2007 fixemos a primeira xuntanza», explica Benxamín Macía.

2ª EDICIÓN DEL LIBRO DEL P. ESTEBAN MARTÍNEZ

Portada de la segunda edición del libro Colegio Nª Sª de la Antigua, del P. Esteban Martínez

Acaba de ver la luz la segunda edición del libro del P. Esteban Martínez sobre el Colegio de Nª Sª de la Antigua. Se pondrá a la venta por 12 € IVA incluido en la recepción del propio colegio. Para quienes desde fuera de Monforte de Lemos quieran adquirir un ejemplar pueden hacerlo solicitarlo por correo electrónico de la siguiente forma:

  1. Ingresar a través del BOTON DONAR de la página WEB 15 € (12 + 3 de gastos de manipulación y envío). Opciones Paypal o Tarjeta de Crédito
  2. Comunicar a través del siguiente correo gerente@fundacioncolegionsdelaantigua.org que se ha hecho el ingreso y añadir los datos postales para su correcto envío. Si se quiere factura añadir además en dicho correo el NIF.

Esperamos que esta nueva edición sea para todos aquellos que se interesan por el Colegio de Nª Sª de la Antigua una fuente de satisfacción y gozo.

DE COMO JUAN DE NATES FUE LLAMADO PARA REMATAR LA OBRA DE LA IGLESIA

Valladolid, Iglesia de las Angustias donde trabajaba Juan de Nates cuando fue llamado a Monforte

Por el testamento de don Rodrigo, firmado en Sevilla el 12 de agosto de 1598, se sabe que “su fábrica y obra va muy adelantada” y que la voluntad expresa del prelado era” se acabe y ponga de toda perfección según y por la traza, orden e forma que se ha comenzado y se va prosiguiendo como y de la manera que yo lo tengo comunicado”. En una escritura otorgada algunos meses más tarde, el 19 de abril de 1600, el cardenal, que debía sentir acercarse sus últimas horas, ordena se dé preferencia en los trabajos a los de la iglesia y en especial a los de su enterramiento. Pronto falleció don Rodrigo. El 18 de septiembre de 1600 pasó a mejor vida. Hasta 1603 sus restos mortales no fueron trasladados desde Sevilla al sepulcro de Santa María la Antigua, labrado por Gregorio Español.

En gran embarazo y apuro hubo de poner a los encargados de acelerar las obras de la iglesia el fallecimiento de Diego Vélez, ocurrido poco más o menos por las mismas fechas que el del cardenal. Por un documento publicado por García Chico, sobre el que llama la atención Chueca Goitia, se sabe que Juan de Nates, el arquitecto de las Angustias, de Valladolid, y una de las figuras más interesantes de! grupo derivado de la catedral de Valladolid, fue llamado para acabar la iglesia de Monforte, que dejaba inconclusa Diego Vélez. El documento dice: “yo juan de Nates, el arquitecto vecino de la ciudad de Valladolid … digo que diego belez maestro del dicho mi arte ya difunto tomo a su cargo a hacer la tercie parte de la iglesia del colegio de Nuestra Señora de la Compañía de Jesús de Monforte .. , en el reino de Galicia de que fue fundador el señor don Rodrigo de Castro.” Cardenal y arzobispo difunto… y me an pedido tome a mi cargo acabar. … 13 de diciembre 1600″.

Juan de Nates Aprendió el oficio junto a su padre en Valladolid, ciudad donde residió la mayor parte de su vida y donde se registran la mayor parte de sus obras. Es hijo del maestro Pedro Gómez de Nates y se casa con María de la Vega, hija de Juan de la Vega, también cantero y maestro del propio Juan de Nates. Discípulo de Juan de Herrera, fue junto con Juan Ribero de Rada el mayor difusor del clasicismo en la Meseta Norte.

Tomado de Manuel Ángel Feal Antelo  EL COLEGIO DEL CARDENAL DE MONFORTE DE LEMOS. EVOLUCIÓN DE LA TRAZA UNIVERSAL.