El monfortino Mateo Díaz se forma para trabajar en desarrollo y hará, gracias a la fundación Barrié, un máster en Sussex.

Mateo Díaz liga su futuro al del mundo. Este joven monfortino que estudió en los Escolapios y en del Daviña Rey está actualmente en Italia, haciendo prácticas en la representación española en Naciones Unidas. Es un paso más en una carrera que enfoca al trabajo en el campo internacional. Tiene sus miras puestas en trabajar para la ONU o la Unión Europea.

La pasión por el mundo, y sobre todo por la justicia en la Tierra, le viene de lejos a Mateo Díaz, pero se ha profundizado según avanzaba en sus estudios. Cursó Relaciones Internacionales en la Universidad Complutense y allí se despertó su pasión por un área al que quiere dedicar su vida: la seguridad y el desarrollo. Son compromisos que el joven monfortino vivió de cerca en la Complutense y que interiorizó hasta convertirlos en objetivos vitales.

Ahora se acaba de abrir para él una puerta que le puede ayudar a despejar ese futuro con el que sueña. El monfortino acaba de conseguir una de las codiciadas becas de postgrado de la Fundación Barrié y podrá ir a Inglaterra para cursar un máster en Conflicto, Seguridad y Desarrollo en la Universidad de Sussex.

Los estudios en esa universidad están en la “premier league”. El centro es una referencia mundial en materia de formación en cooperación y desarrollo, destaca el joven monfortino, que dice que Sussex tiene un programa de formación “ambicioso y comprometido”. Es justo lo que busca este lucense de veintitrés años que cree que hay que combinar programas de desarrollo y seguridad, porque si no las políticas para hacer avanzar al mundo no serán efectivas.

Es joven, pero ya ha visto algunas de las caras más amargas de la vida en la Tierra y ha comprobado las consecuencias de los fracasos políticos y de las guerras. Así por ejemplo, a Italia ha llegado después de pasar un tiempo trabajando con refugiados en Serbia, donde pudo conocer de cerca la realidad de refugiados llegados de países como Siria, Irán o Pakistán, explica.

Ahora en Italia trabaja en la misión española ante la FAO, la organización de Naciones Unidas para la agricultura y la alimentación, “un campo amplio y muy interesante”, que le permite acercarse a la realidad de la atención a personas en áreas de conflicto.

Esa acumulación de experiencias antes de iniciar el máster en Sussex la permitirá llegar a Reino Unido con mejor formación y una visión más amplia,explica Mateo Díaz Rodríguez.

El joven monfortino está feliz con la posibilidad de iniciar esos estudios en el Reino Unido y hacer un máster que ni en sus mejores sueños podría haber cursado de no ser por la beca de la Fundación Barrié, apunta.

Es cierto que esa beca es consecuencia de un expediente académico brillante, pero él dice que había muchos buenos estudiantes que optaban a esa beca, de modo que se siente honrado de haberla conseguido.

Hasta el momento de iniciar esos estudios seguirá acumulando experiencia y trabajando en la realidad de regiones del mundo que le interesan mucho. En su formación, por ejemplo, se ha interesado especialmente en conocer los problemas de países del área del Sáhel, como Nigeria, donde la situación humanitaria muchas veces se ve agravada por el problema del terrorismo. (Noticia tomada del Progreso Ribeira Sacra)