ANÁLISIS DE LA DEDICATORIA EN LA FACHADA DEL COLEGIO DE LOS ESCOLAPIOS

En el centro de la fachada y sobre la puerta de la iglesia se halla la dedicatoria que pretende explicar la existencia y destino del Colegio de Nª Sª de la Antigua. La inscripción reza así:

RODER, CARD´DECASTRO AR
CHEP HSPS TEMPLUM VIRGI
NI MAR COLEG SOCIET.JES. IN M
USZUM IVVET. UT DOTAVIT.

El P. Esteban en su magnífico libro sobre el colegio de Nº Sª de la Antigua hace la siguiente traducción:

El Cardenal D. Rodrigo de Castro; Arzobispo de Sevilla, dona a la Compañía de Jesús para uso de la juventud templo y colegio consagrados a la Virgen María.

Esta traducción es algo libre y omite algún elemento y añade otros que en la dedicatoria no aparecen. Así, el tratamiento de “Don” al Cardenal no parece justificarse desde la propia inscripción, así como la “consagración” de templo y colegio a la Virgen María. Tampoco queda aclarada la abreviatura “M” del final de la tercera línea. Se entiende además que por lo reducido del espacio y la visibilidad que ha de tener el texto desde la altura de la calle se omitan algunas partículas y se abrevien palabras, lo que al final acaba provocando la dificultad en la interpretación del texto.

Sobre el “Don” es sin duda un añadido del P. Esteban ya que no aparece en la inscripción ni es habitual anteponerlo al nombre de los cardenales. Igualmente, la idea de la “consagración” del templo no parece estar justificada en el texto.

Sobre la “M” al final de la tercera línea, vemos que va precedida de la partícula IN, que traducida por “EN” nos abre a dos explicaciones:

  1. Puede hacer referencia a un lugar. Si esto es así, la “M” estaría representando un lugar y no cabe otra explicación en este caso que hacer referencia a “Monforte”.
  2. Otra explicación con más posibilidades explicaría la intención de la dedicatoria y tendríamos que ver tras la “M” la palabra latina Memoriam. IN MEMORIAM, esto nos estaría diciendo que la inscripción es una invitación a recordar al Cardenal por lo que hizo.

Por lo tanto, me atrevo a sugerir una nueva traducción de la dicha dedicatoria, que sin variar mucho en lo esencial de lo indicado por el P. Esteban creo que se ajusta más a la literalidad de esta hermosa inscripción en piedra. Sería así:

En latín:

R0DERICUS CARDINAL DE CASTRO, ARCHIEPISCOPUS HISPALENSIS, TEMPLUM VIRGINI MARIAE COLEGIUM SOCIETATIS JESUS IN MEMORIAM USZUM IUVENTUTEM UT DOTAVIT

La primera opción y en el español más entendible y no literal

En memoria de Rodrigo, Cardenal de Castro, Arzobispo de Sevilla, que donó a la Compañía de Jesús el Templo de la Virgen María y el Colegio para provecho de la juventud.

La segunda opción, menos probable, sería

Rodrigo, Cardenal de Castro, Arzobispo de Sevilla, que donó a la Compañía de Jesús en Monforte el Templo de la Virgen María y el Colegio para provecho de la juventud.