LAS OBRAS CONTINÚAN

Tras poner un andamio provisional para cubrir el retablo mayor de la Iglesia, se ha desmontado para dar paso a otro andamiaje más robusto que será el encargado de soportar toda la bóveda del presbiterio con el fin de poder recolocar las piedras de la misma que estaban en peligro de caer.

Con unas fotos ilustramos el estado de las obras a día de hoy.

SE REACTIVAN LAS VISITAS A NUESTRA WEB

Desde hace unos días venimos observando el incremento de visitas a nuestra WEB, Podemos deducir que está creciendo el interés por lo que puede ofrecer el Colegio del Cardenal al turismo y de ahí la consulta a nuestra página WEB, de la que ofrecemos las visitas habidas y los países de procedencia en estos días, quizás preparando alguna visita veraniega a Monforte y su magnífica oferta turística: paisajística, enológica, gastronómica y cultural . Podemos ver que se afianza claramente el turismo interior.

SORPRENDENTES ESCRIBANOS

En el Archivo de la Fundación, podemos encontrar mucha documentación de los siglos XVI y siguientes. Entre ellos hay uno que llama la atención, se trata de un documento de venta de una viña fechado en 22 de octubre 1576, que se vendió por setenta ducados.

Lo curioso de esta escritura es el cuidado de la presentación que escribano (notario) que dio fe de ella. Dibujó una letra E mayúscula, capitular, a pluma y tinta y en ella puso el martirio de San Sebastián o (S. Bastiano) como el mismo escribano consignó en la parte alta de la letra E.

Sorprende la letra también que a pesar de estar ya en pleno renacimiento guarda mucho de la letra gótica empleada hasta mediados del siglo anterior..

Ilustramos esta entrada de nuestra página WEB con una foto de la capitular y primeras líneas de dicho documento y una foto de dos ducados o doblón, de la época.

Comienzo de la escritura de 1576 de venta de una viña
Moneda de dos ducados de Felipe II de 6,40 gramos de oro
Moneda de dos ducados de oro de 1578 de unos 6,40 gr de oro
Moneda de Medio Ducado de plata
Moneda de medio ducado de plata de Felipe II

NUEVA INCORPORACIÓN A LA COLECCIÓN ARQUEOLOGICA DE LA FCNSdlA

Hace pocos días se ha incorporado a la colección Arqueológica de la Fundación una pieza sorprendente y culturalmente muy interesante que os invitamos a conocer, aunque solamente sea a través de la información del enlace de esta entrada. El mundo romano cada vez nos va siendo más conocido y su encuentro con alguna de las culturas prerromanas generó visiones de las cosas, del mundo, del hombre que hoy nos pueden sorprender. Os invitamos acceder desde este enlace a la información que a través de un código QR ofrecemos a los visitantes de nuestra exposición.

LA IGLESIA DEL COLEGIO DEL CARDENAL MODELO PARA LA CLERECÍA DE SALAMANCA.

Según sabemos, Simón de Monasterio se comprometió a la obligación contractual de continuar y terminar la «tercia» parte de la Iglesia, es decir la cabecera plana con que se remata la Iglesia, que creemos que tenía que estar terminada antes de 1613, ya que en este año estaban acabadas la cúpula y una de las dos torres, faltando la otra que estaba a punto de rematarse.

La pericia técnica demostrada por Simón de Monasterio en lo que se refiere a la cubrición del espacio mediante bóvedas de cañón y cúpula será resaltada posteriormente en el contrato de otra obra jesuítica, esta vez se trata de la Clerecía de Salamanca; en una de sus cláusulas «se preveía el que Monasterio levantase las bóvedas y el cimborrio del templo, punto en que había demostrado su pericia durante la construcción de los mismos elementos en la Iglesia del colegio de Monforte».

Como vemos el buen hacer de Simón de Monasterio y el magnífico resultado de su labor en Monforte fueron muestra para otro de los grandes monumentos españoles de traza jesuítica,  cuyas obras comenzaron en 1617 bajo la protección de Margarita de Austria, esposa de Felipe III, al parecer como acto de desagravio a la orden por la prisión sufrida por su fundador, Ignacio de Loyola, por la Inquisición en la torre mocha de la catedral de Salamanca. Terminó de construirse es 1754.

ESTA SEMANA HAN COMENZADO LAS OBRAS

En realidad, habría que decir que han comenzado los preparativos para las obras. En la parte trasera de la iglesia se ha instalado ya un contenedor con material. En breve se instalarán las casetas de la obra y se dará comienzo a acotar la zona reservada para los trabajos exteriores en la zona del “túnel”, marcando los suficientes márgenes de seguridad para que no interfieran con la presencia de los alumnos en el recreo.

De igual manera se ha andamiado ya todo el frente del retablo de Moure de forma que se pueda proceder a su protección total, antes de elevar el resto del andamiaje que cubrirá por completo el presbiterio.

Para muestra adjuntamos tres fotos que hablan por sí solas.

EL COLEGIO DE LOS ESCOLAPIOS HOSPITAL DE EVACUACIÓN 1937

Personal e ingresados del Hospital de Evacuación de Monforte

Según nos relata el P. Esteban en su libro sobre el colegio de los Escolapios, “el P. Rector, enterado por alguna confidencia, de que el mando militar había pensado instalar, en este Colegio, un Hospital de Evacuación, se adelantó a ofrecérselo; oferta que fue aceptada con agradecimiento e, inmediatamente, comenzaron las obras de acomodación, siendo inaugurado el13 de marzo de 1937 con los primeros heridos que llegaron del frente de Somosierra (Madrid). Los militares pidieron que se encargase el Colegio de la Administración, empezando a llevarla el P. Julio Beltrán, quien fue sustituido, a últimos de octubre, por el P. Alfonso Díez Yebra, que continuó hasta el final. El P. Desiderio Saiz fue encargado de llevar y controlar las altas y bajas y el P. Alonso Feijoo del ropero. Para la asistencia espiritual, mandó el Sr. Obispo un Oficio nombrando Capellán al P. Rector, con facultad de delegar, lo que hizo en el P. Benjamín Navarro, que ejerció su cometido con el gran celo y caridad que le caracterizaban.

La parte izquierda del Colegio fue tomada también por los militares para Cuartel de Reclutamiento, quedando para internado y clases la parte derecha de la fachada, con su claustro y galería, más algunos espacios libres que se habilitaron provisionalmente.”

Existen en el archivo de la fundación dos libros, uno de gastos del citado hospital y el otro es una relación de los fallecidos en el mismo.

Estamos orgullosos de la continuidad de la actividad educativa desde la fundación del colegio. Ni la guerra civil, que tantas cosas interrumpió pudo interrumpir la labor docente del colegio.

Relación de los Presidentes del patronato de la Fundación Colegio de Nª Sª de la Antigua

Como es sabido en el acta de constitución de la Fundación del Cardenal Rodrigo de Castro, entre otras cosas especificó lo siguiente:

Y nombró por Patrones del dicho colegio y para que lo sean perpetuamente para siempre jamás a los Señores de la casa de Lemos comenzando por el Ilmo. Señor Don Fernando Ruiz de Castro que al presente lo es é prosiguiendo a los que adelante le sucedieren perpetuamente….

Adjuntamos aquí la lista de los que han sido patronos de la Fundación que creó el Cardenal Rodrigo de castro en 1593 y que llega hasta nuestros días…

DE COMO SE SALVÓ LA INSCRIPCIÓN DE LA PUERTA DE LA IGLESIA DE NUESTRO COLEGIO

Hace días hablábamos en una entrada de esta WEB de la inscripción que hay sobre la puerta de la iglesia. Añadimos algo sobre ella que puede resultar de interés para nuestros lectores.

Tras la expulsión de los Jesuitas de Monforte por orden de Carlos III, el Fiscal de Su Majestad Don Pedro Rodríguez Campomanes, ordenó que se borrasen, todas las armas emblemas y símbolos de la Compañía de Jesús, con la obligación de poner en su lugar las “Reales Armas de la Corona”.

Era, por entonces, Corregidor de Monforte D. Bernardo Cayetano Losada y Somoza, quien fue comisionado por el Gobierno para ocuparse de los asuntos de esta “Real Casa de Educación” y asumió con empeño el encargo de hacer desaparecer los escudos, emblemas y símbolos de la Compañía que borró…

  • el anagrama de los jesuitas de las dos puertas principales de la fachada,
  • de la parte superior interna de las puertas que comunican la iglesia con los dos claustros,
  • del altar mayor
  • del púlpito
  • y de cuatro rosetones de la bóveda del claustro principal.

Existe una tradición entre los monfortinos, según la cual este Comisionado del Gobierno, después de borrar todas las insignias de los jesuitas que pudo, quiso, incluso, borrar la inscripción que existe, aunque un poco deteriorada, sobre la puerta principal de la iglesia, pero, cuando empezaba su obra destructora, un señor del pueblo, al ver lo que quería hacer el Comisario, no pudo contener su indignación, se acercó resuelto a impedírselo, tirando de la escalera donde se encontraba subido, ocasionándole una estrepitosa caída, con gran daño de su integridad física.

Ante este hecho, se dividieron las opiniones en dos bandos contrarios y se produjeron algunos desórdenes, pero la inscripción no llegó a borrarse, pudiéndose apreciar, todavía, algún desperfecto ocasionado en tal intento.