LAS OBRAS CONTINÚAN

Tras poner un andamio provisional para cubrir el retablo mayor de la Iglesia, se ha desmontado para dar paso a otro andamiaje más robusto que será el encargado de soportar toda la bóveda del presbiterio con el fin de poder recolocar las piedras de la misma que estaban en peligro de caer.

Con unas fotos ilustramos el estado de las obras a día de hoy.